miércoles, 18 de mayo de 2011

Trucos para un cutis joven

Todos queremos tener un cutis suave y joven, pero a veces no tomamos en cuenta ciertos trucos de belleza que nos permiten, a través de una rutina, mantener nuestra lozanía.


Antes de todo, es importante recordar que el uso de tratamientos para el cuidado de la piel requiere de mucha precisión. Conozca los productos antes de iniciar una disciplina de belleza.

Antes de adquirir uno de ellos, verifique que contenga los siguientes elementos:

Protección: La herramienta más importante para mantener la piel joven, es el uso diario de un protector que prevenga las arrugas y el deterioro cutáneo. Recuerde que los protectores que contienen vitamina E y óxido de zinc sirven también para mantener la humedad y prevenir el cáncer de piel.

Hidratación: Previene la resequedad. Debe contener ácidos alfa y beta, hidróxidos para exfoliar, vitamina A para normalizar la estructura de la epidermis y vitamina E, que posee propiedades anti- oxidantes que reducen los daños causados por los rayos ultravioleta.

Antienvejecimiento: Mejora la apariencia de la piel y minimiza las arrugas. No debe causarle irritaciones ni efectos secundarios. Recuerde que algunos productos aumentan la sensibilidad de la piel. Así que no olvide leer las instrucciones sobre el modo de empleo y sus componentes químicos.

Prueba: Pruebe los productos de belleza que va a usar por primera vez. Aplíqueselo por las noches y día de por medio. Así comprobará que no es dañino.



Mañana

Limpieza: Aplique una cremalimpiadora sobre la cara y el cuello, puede realizar un pequeño masaje con las yemas de los dedos.

Hidratación: Tonifique su piel con una loción hidratante, que evitan do la resequedad, la humectará duran te todo el día.

Exfoliante: Preferiblemente, elija una que contenga un 12% de glicol. La función de esta crema debe ser exfoliar, detener el envejecimiento e incrementar la humedad y la elasticidad de la piel.

Filtración: El uso de un bloqueador solar es el arma más efectiva para prevenir o detener el envejecimiento de la piel. Utilice uno que contenga filtros para los rayos UVA-UVB y un SPF (factor de protección solar) igual o superior a 25.

Después de estos sencillos pasos, puede aplicar el maquillaje. Recuerde que en cada fase invierte menos de dos minutos.



Noche

Limpieza: Con la crema limpiadora remueva las impurezas y el maquillaje del día. Puede emplear un movimiento circular que, además, le resultará muy relajante.

Exfoliante: Utilice esta crema dos veces al día. Así, acelerará la respuesta a los ingredientes activos del producto.

Humectación: Aplique capas de humectante sobre la piel del rostro y el cuello.

Estos productos poseen propiedades emolientes y humectantes muy beneficiosas para la piel.



Importancia de la vitaminas para la piel

Además de los consejos antes mencionados, es importante comprender que la belleza nace de adentro. Es decir, de nuestra alientación y es que somos lo que comemos. A continuación información al respecto:

Vitamina A: Después de 15 años deinvestigación y exámenes clínicos se ha comprobado que un ingrediente activo presente en la vitamina A (Retin-A) puede revertir los signos del envejecimiento.

Las fórmulas que contienen vitamina A pueden volverse inútiles si se exponen a la luz solar, el aire y el agua.

Vitamina C: Desde 1975, se ha intentado demostrar las propiedades antioxidantes de la vitamina C, aunque es vital para nuestra salud, el cuerpo no la produce, pero se puede obtener de los alimentos y ciertos suplementos vitamínicos. Su uso tópico puede reducir la hiperpigmentación, estimula la producción del colágeno, fortalece los capilares, combate los radicales libres, protege de los rayos UV a la piel y de la oxidación a algunas vitaminas.

Vitamina E: Fue la primera vitamina utilizada como ingrediente para el cuidado de la piel y es reconocida por sus propiedades para aliviar la resequedad. El uso tópico de la vitamina E funciona como un excelente exterminador de radicales libres y, además, combate los efectos de la contaminación, el sol y el fumado. Esta vitamina protege las membranas lípidas de la células, salvándolas de la oxidación dañina. Al utilizarla como humectante, la vitamina E es absorbida por la piel y mejora la habilidad para retener el agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada