jueves, 26 de mayo de 2011

La hipertensión en perros

La hipertensión puede afectar a un porcentaje de 1 a 2% de los perros, y muchas veces no hay síntomas aparentes de la enfermedad. Sí es cierto que con mayor frecuencia se da en perros de edad más avanzada, obesos y en los machos que no están castrados.

Las mediciones de la presión de la mascota, realizadas en forma periódica, son la forma más sencilla y confiable para controlar la salud del animal y determinar el diagnóstico, que se pueden complementar con recuentos de sangre, perfil bioquímico en suero y urianálisis.

En caso de constatarse la hipertensión, el veterinario indicará el tratamiento adecuado, generalmente por medio de medicaciones específicas. También se recomienda paralelamente al tratamiento reducir el sodio de la dieta del perro que además, si presenta obesidad, tendrá que rebajar su peso.

La hipertensión en perros predispone a derrames cerebrales, lesiones oculares y problemas renales, y su aparición puede verse favorecida por cuadros de ansiedad y estrés en la mascota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada