miércoles, 18 de mayo de 2011

Remedios caseros para combatir la enuresis

La enuresis nocturna se define como la micción involuntaria en los niños cuando éstos duermen y afecta a una gran población de infantes.


Esta puede deberse a mal entrenamiento del uso del baño, vejiga pequeña, problema con el funcionamiento correcto de las hormonas que ayudan a regular la micción, malas costumbres de sueño o la presencia de un trastorno del sueño.


Remedios caseros



Remedio casero para la enuresis #1:Lavar, pelar y picar dos arándanos Agregar en una licuadora con una taza de agua. Licuar por varios segundos. Tomar por la mañana.



Remedio casero para la enuresis #2:Hacer que el niño empiece a orinar y después detenerlo brevemente antes de que empiece otra vez. Debe tratar de hacer esto varias veces cada vez que orine.







Consejos, recomendaciones y trucos

para ayudar a curar y prevenir la enuresis

No presionar demasiado a los niños de 3 a 5 años, ya que ellos simplemente necesitan un poco más de tiempo para desarrollar su capacidad de control de la vejiga.

No castigar al niño por orinarse, ya que no tiene la culpa. El niño no puede controlar la incontinencia.

Evitar la cafeína. Las bebidas o comidas que contienen cafeína como refrescos, chocolate y café son diurético, una sustancia que provoca orinar. Por ello, se debe evitar su consumo.

Premiar las noches secas. Se recomienda premiar o felicitar al niño cuando haya transcurrido la noche y la cama permanezca seca.

Facilitar el proceso de ir al inodoro. Si el niño siente miedo de ir al baño en la mitad de la noche, los padres pueden darle una linterna o una luz nocturna o, si les resulta conveniente, colocar una bacinilla junto a la cama del niño.

Informar al niño que otros miembros de su familia atravesaron por la misma situación. Este recurso puede ayudarlo a compartir la pena que pudiera sentir y ganar confianza en sí mismo.

Llevar al niño a psicoterapeuta infantil para ayudar a determinar si existe alguna tensión que ocasione esta incontinencia de forma tal que se pueda desarrollar estrategias para reducir ésta

Colocar una alarma en la cama que detecte la humedad. Este tipo de alarma se coloca en la cama del niño que sufre de enuresis y despertará el niño mediante un ruido o vibración ante el primer signo de humedad en el colchón. De esta forma el niño puede despertarse antes de orinar.

Incorporar al niño a las tareas matutinas de ventilación de la habitación y recogida de las sábanas. Esta actividad no debe ser vista como una forma de castigo sino más bien una manera de que el niño pueda ayudar a los padres así pueda reconocer su responsabilidad.

Proteger con plástico. Colocar una cubierta plástica con cierre para proteger el colchón lo cual representa una ayuda al momento de limpiar la cama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada