miércoles, 18 de mayo de 2011

Remedios caseros para combatir el dolor de espalda

El dolor de espalda es tan común que es considerado una de las causas más importantes de incapacidad, ausentismo o inadecuado rendimiento laboral antes de los 45 años.




Usualmente el dolor de espalda es producido por una contractura muscular en una de las tres regiones espinales: cervical, dorsal o lumbar, pero también puede ser originado por la artrosis vertebral, la ciática, el lumbago, la tensión muscular de carácter nervioso y otras alteraciones internas que pueden reflejar dolor en la espalda como el cólico renal, problemas de páncreas o de la vesícula biliar

Las causas más frecuentes de dolor de espalda son los siguientes:

Posturas inadecuadas al sentarse, acostarse, pararse, dormir y al realizar las tareas cotidianas
Estrés
Tipo de trabajo que obliga a permanecer en una misma posición por horas
Sobrepeso
Sedentarismo ya que, al no hacer ejercicios físicos, los músculos pierden su condición y se debilitan, volviéndose más susceptibles a las lesiones.
Embarazo
Traumas o lesiones en los músculos que rodean la columna e, incluso, lesionar las vértebras y sus discos.



Remedios caseros



Existen diferentes tipos de remedioscaseros para aliviar los dolores de espalda. En este sentido, se presentan varios incluyendo una cura de frío y otra de calor que se pueden aplicar para lograr ese fin.





Remedio casero #1:

Colocar una compresa helada opaquete de gel en la zona afectada y dar un masaje en ese punto durante siete u ocho minutos lo cual ayudará a reducir la inflamación y la distensión en los músculos dorsales. Hacer esta acción durante uno o dos días.





Remedio casero #2:

Tomar una toalla suave y ponerla enuna vasija de agua bastante caliente. Retorcer bien y alisar para quitarle las arrugas. Recostarse boca abajo con almohadas bajo la cadera y tobillos y doblar la toalla sobre la parte de la espalda que le duela. Acomodar una envoltura plástica sobre la toalla y luego poner una almohadilla eléctrica para regular el calor medio sobre el plástico. De ser posible, colocar algo sobre la almohadilla de modo que haga presión, como por ejemplo una guía telefónica.





Remedio casero #3:

Verter dos vasos de vinagre demanzana en el agua del baño ligeramente caliente y permanecer en su interior durante 15 minutos para lograr una relajación de la musculatura especialmente la de la espalda.





Remedio casero #4:

Cocer 4 patatas y machacarlas.Después extender el puré en una toalla y aplicar en la zona lumbar. Envolver con una toalla mayor, para guardar el calor, y sujetar con una camiseta.





Remedio casero #5:

Hacer cinturones de castañas de Indias para prevenir el lumbago y llevar, además, dos castañas de Indias en el bolsillo.





Remedio casero #6:

Mezclar 20 gotas de aceite de enebro, 20 gotas de aceite esencial de ciprés y 20 gotas de aceite de toronja en 50 ml de aceite esencial de almendras. Calentar la solución y luego empapar con ella una toalla. Aplicar ésta en la zona adolorida de la espalda







Consejos, recomendacines y trucos

para ayudar a curar y prevenir el dolor de espalda

Procurar un colchón que sea ortopédico o semiortopédico y si es de espuma que éste sólo tenga5 pulgadas de grosor. Otra alternativa sería colocar una tabla de madera abajo del colchón de la cama lo cual ayudará a la región lumbar de su espalda.

Dormir adoptando la posición fetal. Resulta una buena idea colocar una almohada entre las rodillas cuando se duerme de costado, ya que la almohada impedirá que las piernas se deslicen hacia abajo y hagan rotar la cadera, lo cual incrementa la presión en la espalda.

Doblar la cintura y flexionar las rodillas para levantar o recoger un objeto del piso. En caso que deba bajar algún objeto, no se estire, es mejor subir a un banco o escalera pequeña y bajarlo abrazándolo contra el pecho para que el peso se reparta en ambos brazos.

Sentarse con la espalda recta. Para ello, debe apoyar los pies sobre el piso o cruzarlo a la altura de los tobillos, no sobre la rodilla. Si permanecerá sentado mucho tiempo, se recomienda el uso de un almohadón ortopédico a la altura de la zona lumbar de la espalda. Al manejar, procure flexionar las rodillas y usar también el almohadón ortopédico para la espalda.

Tener un ladrillo o banquito para apoyar los pies de forma alterna al lavar los platos, la ropa o al aplanchar.

Procurar tener el escritorio a una altura adecuada, usar una silla ergonómica y ubicar el monitor del ordenador a la altura de los ojos a unos 20 centímetros de distancia.

Hacer ejercicio para alejar el dolor de espalda. Se recomienda algunos ejercicios como los siguientes (siempre con la autorización previa de un doctor).

Hacer medias lagartijas. Las medias lagartijas consisten en colocarse boca abajo en el piso, con la pelvis pegada al suelo, arqueando la espalda a medida que las manos contra el piso van elevando los hombros lo cual fortalecerá la parte baja de la espalda.

Hacer una semiabdominal. Colocarse boca arriba, con ambos pies sobre el piso, doblando las rodillas. Cruzar los brazos y poner las manos sobre los hombros. Elevar la cabeza y los hombros despegándose del suelo tanto como pueda mientras mantiene la parte baja de la espalda sobre el piso. Mantenerse en la posición durante un segundo, y repetir el ejercicio.

Hacer un movimiento como si estuviera nadando. Acostarse boca abajo y elevar el brazo izquierdo y la pierna derecha. Conservar esta posición durante un segundo y luego alternar con la pierna izquierda y el brazo derecho, como si estuviera nadando lo cual fortalecerá la parte baja de su espalda. Sin embargo, si puede practicar natación en una piscina resulta mucho mejor.

Estirarse para relajar el espasmo. Se aconseja estirarse cuando existe dolor de espalda para acelerar el proceso de recuperación. Una buena estirada consiste en elevar suavemente las rodillas despegándolas de la cama hasta el pecho. Una vez allí, aplicar un poco de presión en las rodillas. Estirarlas y luego relajarse. Repetir el proceso.

Practique la visualización sin dolor. Un ejemplo de este tipo de visualización podría ser el siguiente: "Cierre los ojos e imagine un limón en un plato de porcelana blanca. Visualice un cuchillo al lado. Véase tomando el cuchillo y cortando el limón. Escuche el ruido que se hace al cortar. Huela el aroma. Acerque el limón a su rostro e imagine su sabor". La idea es incorporar el mayor detalle posible a la imagen. Cuanto más minuciosa sea la imagen, más participará usted y más rápidamente podrá distraerse del dolor de espalda..

Consultar con un especialista si, a pesar de la aplicación de estos remedios y recomendaciones, continúa el dolor de espalda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada