lunes, 23 de mayo de 2011

Trucos para no planchar la ropa

Si tú tampoco eres una apasionada de la plancha, ficha este pequeño y sencillo truco para olvidarte de esta tediosa tarea. Eso sí, sólo vale en caso de que la arruga de la ropa sea ligera:

Lo que tienes que hacer en primer lugar es sacudir la prenda arrugada y después colgarla en una percha. Cuando ya la tengas, pasa una toalla húmeda por encima de la superficie del tejido, para alisarlo. El último paso es con el secador: con aire caliente seca la parte que has humedecido. ¡Voilà!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada