lunes, 23 de mayo de 2011

Trucos caseros con sales de Epsom

Muchas personas desconocen los trucos que pueden emplear en el hogar e inclusive para mejorar la salud y resaltar la belleza con un elemento tan común como el sulfato de magnesio, mejor conocido como sales de Epsom.




Estas sales reciben ese nombre del manantial mineral en Epsom, Surrey donde se extrae y han adquirido un renombre mundial especialmente para suavizar la piel o aliviar molestias y dolores.



Truco casero con sales de Epsom #1

Sacar astillas y aguijones

Mezclar agua con sales de Epsom hasta formar una pasta y aplicar en la zona afectada. Esperar a que funcione en aproximadamente 10 minutos. Con este remedio se puede extraer las toxinas de las picaduras de insectos e incluso se puede aflorar las astillas a la superficie de la piel.





Truco casero con sales de Epsom #2

Limpiar los poros a profundidad

Añadir 1 cucharadita de sales de Epsom a medio vaso de agua tibia y frotar la piel con la solución para limpiar los poros abiertos y refrescar la piel.





Truco casero con sales de Epsom #3

Aliviar dolores musculares

Añadir 1 taza de las sales a una bañera de agua caliente. Mediante este baño, se extrae líquidos del cuerpo dentro de los cuales se encuentra ácido láctico cuya acumulación provoca dolores musculares.





Truco casero con sales de Epsom #4

Desinflamar esguinces y contusiones

Agregar 2 tazas de sales de Epsom a un recipiente que contenga agua tibia y remojar la zona afectada por la hinchazón de esguinces y contusiones.





Truco casero con sales de Epsom #5

Aliviar las hemorroides

Añadir un puñado de sales de Epsom a un baño o bidé y sumergir la zona adolorida.





Truco casero con sales de Epsom #6

Suavizar la piel

Aplicar masaje a la piel con puñados de sales de Epsom mientras se baña. La acción del masaje exfoliará la piel (retirará las células muertas) y la hará lucir más suave y fresca.





Truco casero con sales de Epsom #7

Eliminar durezas de los pies

Mezclar los siguientes ingredientes en una palangana grande llena de agua, de tibia a caliente, 2 tazas de sales de Epsom, 1 taza de sal del Mar Muerto, 1 cucharada de aceite de olivo, 1 cucharadita de aceite de menta y 2 cucharadas de avena. Luego, remojar los pies hasta que el agua se enfríe y usar una piedra pómez para alisar todas las áreas ásperas de la piel.



Después, enjuagar los pies en agua fría y secar cuidadosamente. Frotar los píes con vaselina y ponerse un par de calcetines. Dejarse los calcetines puestos toda la noche para obtener mejores resultados. Repita con la frecuencia deseada.





Truco casero con sales de Epsom #8

Favorecer el crecimiento de las plantas y flores

Colocar 1 cucharada de sales de Epsom en las macetas para que las rosas y otras flores crezcan sanas.





Truco casero con sales de Epsom #9

Mejorar la elasticidad de la arcilla

Poner varias cucharadas de sales de Epsom al elaborar figuras de arcilla, ya que ésta mejorar su elasticidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada