miércoles, 18 de mayo de 2011

Remedios caseros para la hipotensión o presión arterial baja

La hipotensión, al contrario que la hipertensión, ocurre cuando la presión arterial es demasiado bajo.




Es decir, cuando la tensión máxima (sistólica) es 100 o menos y la tensión mínima (diastólica) es 60 o menos. Entre los síntomas más comunes de hipotensión tenemos:

Vértigo
Desvanecimiento

La hipotensión se presenta, con mayor frecuencia, en mujeres y las causas más comunes son:

Alimentación deficiente
Estrés
Depresión
Sedentarismo
Mala alimentación
Cambio súbito de postura (levantarse de la cama, estar sentado y levantarse de golpe)
Algunos medicamentos como los diuréticos y aquellos para la hipertensión
Sudoración excesiva con pérdida masiva de agua
Diabetes
Consumo excesivo de alcohol





Remedios caseros



Remedio casero para la hipotensión #1:

Mezclar una cucharada de romero y una cucharadita de polen de abejas en una taza de agua hirviendo. Toma todos los días esta infusión.





Remedio casero para la hipotensión #2:

Tomar, por la mañana y por la noche, una ducha con agua fría durante un minuto como máximo la cual tonifica las arterias y las fortalece.





Remedio casero para la hipotensión #3:

Mezclar tres cucharadas de espino albar en una taza de agua la cual debe hervir por 5 minutos. Retirar del fuego y dejar reposar por unos minutos. Beber preferiblemente por la mañana.







Consejos, recomendacines y trucos

para ayudar a controlar la hipotensión

Mantener un buen peso corporal.

Tratar de evitar todas las sustancias tóxicas (el cigarrillo, las bebidas alcohólicas, los psicofármacos).

Realizar ejercicios de forma regular.

Dormir recostado. Se recomienda dormir con la cabecera de la cama elevada entre 20 y 30 centímetros en relación con los pies (se puede utilizar tabiques sólidos) y cuando se levante, es necesario incorporarse lentamente y colgar los pies por el borde de la cama durante unos momentos antes de ponerse de pie.

Comer menos y con más frecuencia. Si se sufre de hipotensión después de los alimentos, se aconsejar hacer comidas más ligeras y más frecuentes.

Verificar el consumo de sal y líquidos. Es importante averiguar cuánta sal y líquidos debe consumir de acuerdo con las recomendaciones del médico, ya que restringirlos puede contribuir a la hipotensión.

Evitar los cambios bruscos de postura, especialmente cuando se está tumbado y se pasa a estar de pie.

Evitar la sudoración excesiva tomando, para ello, muchos líquidos.

En caso que una persona (quien se conozca que sufre de hipotensión) se desmaye, se recomienda:

Aflojar las ropas de la persona afectada.

Cuando se recupera

Dejar sentada hasta que se recupere y no permitir que se pare de golpe.

Elevar las piernas para acelerar la recuperación, ya que aumenta el flujo de sangre al corazón y al cerebro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada